16/07/2020

El comercio internacional en 2020: Apuntes de una nueva era

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha retomado esta semana las acciones de apoyo exterior de las empresas de la región poniendo en marcha el plan de promoción internacional del Instituto de Promoción Exterior (IPEX) de la Consejería de Economía, Empresas y Empleo, que ha intensificado las acciones virtuales para poder adaptar su calendario de promoción internacional de las empresas a las circunstancias derivadas del COVID-19.
  
Si tuviéramos la oportunidad de revisar en los libros de historia de futuras generaciones lo que han supuesto todos los acontecimientos relacionados con la epidemia de 2020, probablemente llegaríamos a la conclusión de que su impacto más allá de los hechos del presente dejará una profunda huella en la actividad humana en los próximos años o décadas y esto se traducirá en cambios, algunos totalmente novedosos y otros que se venían gestando desde hace  tiempo.
 
El comercio internacional de mercancías y servicios será una de las actividades más afectadas por este cambio, tanto por la variación de tendencias en las costumbres, estilos de vida y consumo de las personas, como por las relaciones económicas entre países y políticas de bloques, así como un cambio de concepto en la globalización.
 
Si nos fijamos en el cambio de estilo de vida que ha impuesto el COVID podemos destacar principalmente el final (al menos temporal) de eventos masivos, una reducción de viajes, actividades sociales y de ocio, pero también el auge de un cuidado por la limpieza y salud o de servicios y trabajos a distancia.
 
Esto va a suponer un impacto negativo a corto plazo para varios sectores de la región como el textil, el calzado o el vino, cuya demanda se reducirá a la par que eventos sociales y de ocio en los principales mercados internacionales.
 
Sin embargo, otras actividades económicas relacionadas con el equipamiento de hogar, software de trabajo, servicios de formación o entretenimiento a distancia o bien con la prevención de enfermedades, la limpieza o con una vida más saludable como los productos ecológicos pueden tener oportunidades de crecimiento en el entorno actual.
 
Todo ello estará acompañado a corto plazo de una crisis económica global que hará si cabe más compleja la salida a mercados internacionales de muchas empresas y cooperativas en 2020 y probablemente en 2021. En este entorno, el diseño y desarrollo de proyectos de exportación conjuntos puede ser la mejor fórmula de trabajo para muchas pymes.
 
Si nos fijamos en la promoción y venta en mercados internacionales, se producirá un cambio profundo, al menos a corto y medio plazo. Ferias profesionales, eventos promocionales o encuentros con potenciales clientes tardarán un tiempo en ser de nuevo herramientas útiles para la promoción y venta. Igualmente, elementos como muestras, catas y cartelería darán paso a vídeos, infografías y opiniones de expertos o influencers en redes sociales como forma de proponer y convencer al cliente.  
Eso debe llevar a las empresas a buscar un posicionamiento y desarrollo del canal on-line como fórmula más recomendable, o quizás única de abrir nuevos mercados internacionales.  Conocer y utilizar plataformas de venta como Amazon o Tmall en otros mercados debe imponerse como un objetivo a lograr cuanto antes., utilizando para ello redes sociales y desarrollo de contenidos digitales de marketing para lograr posicionarse y diferenciarse de la competencia.  
 
 En cuanto a los mercados, la crisis económica y social derivada de la epidemia si bien nos afecta y afectará a todos, ya se vislumbra que la recuperación no será igual de rápida ni efectiva en todos los países.  Mucho más si su economía depende de la producción del petróleo.
 
Hay países como Estados Unidos o Brasil donde su gestión de la crisis va a hacer más dura en tiempo y recursos su recuperación y no serán mercados con mucho potencial a corto plazo.
 
Otros como China aún tiene que digerir el coste social y humano que ha supuesto la pandemia y establecer fórmulas y estrategia de crecimiento sostenible en el país, algo que puede generar oportunidades para empresas de ingeniería o software en los próximos años.
 
La rápida y eficiente gestión de la pandemia en países como Alemania y Corea del Sur, pese a los rebrotes les hacer resaltar como mercados con potencial para los próximos meses mientras que en el otro extremo países en vías de desarrollo de África, América o Asia perderán capacidad de consumo de productos importados, e incluso se pueden ser fuente de problemas logísticos.
 
También parece ser una tendencia a nivel mundial repensar lo que ha supuesto una globalización tan rápida y agresiva no sólo a nivel económico e industrial sino en la gestión de recursos naturales de países como China, que ha estado detrás de esta crisis mundial. Es muy probable que en los próximos años o incluso lustros la tendencia del consumidor sea buscar en todos los productos y empresas un mayor compromiso con la gestión del medio ambiente y recursos naturales, primando ideas como el reciclaje o producción ecológica o compromiso con el medio ambiente.   
 
En cualquier caso, lo que es cierto desde el principio de los tiempos es que aquel que se adapte mejor al contexto que se nos avecina, progresará, frente aquel que no sepa o no tenga estrategias para hacerlo.
 

Galería Multimedia