Suelo industrial

Mapa suelo industrial Castilla-La Mancha

 

 
El suelo industrial en Castilla-La Mancha es una ventaja competitiva por su cantidad, su estratégica situación y su precio, que lo hace muy atractivo para todo tipo de actividades industriales y logísticas, tanto para empresas del exterior que busquen inversiones en nuestro país, como para los  emprendedores que necesitan suelo para realizar sus proyectos, y en particular al beneficiarse de las medidas que en esta materia está impulsando el gobierno regional.
 
Nuestra región es limítrofe con el 50% de las Comunidades Autónomas peninsulares (más del 56% del PIB nacional), está atravesada por 4 de las 6 autovías principales del Estado, y por las líneas de ferrocarril que comunican 14 de los 24 puertos peninsulares con la zona central de nuestro país, lo que nos permite ser un referente para todas las actividades con influencia en la zona central peninsular, y que pretendan estar orientadas hacia Portugal, el sur peninsular o el área mediterránea.
 
Aunque el proyecto aún no ha finalizado, hasta la fecha se han recogido datos de 138 ámbitos urbanísticos, situados en 55 municipios de la región, que arrojan las siguientes cifras de disponibilidad de suelo industrial vacante, propiedad de agentes públicos o privados. Por provincias se distribuyen de la siguiente forma:
 
Albacete:                                             3.550.000 m2
Ciudad Real:                                      3.400.000 m2
Cuenca:                                               1.000.000 m2
Guadalajara:                                       5.150.000 m2
Toledo:                                               10.100.000 m2
 
TOTAL CASTILLA-LA MANCHA:    23.200.000 m2
 
Para acceder al Visor del Mapa de Suelo Industrial disponemos de la página web:
http://visores-pre.jccm.es/ccartografico/visorsueloindustrial/
 
Para manejar el visor se ofrece el archivo de ayuda en formato pdf que figura más abajo, en la zona de Descargas.
 

Los datos recogidos se refieren al suelo ubicado en ámbitos cuya ordenación detallada cuenta con aprobación definitiva y ya están urbanizados o, en caso de no estarlo, al menos tienen inscrita en Catastro la correspondiente reparcelación. En este sentido hay que señalar que, en general, no se han incluido ámbitos de suelo urbano en los que predomina la edificación porque tienen muy pocas parcelas vacantes y tampoco aquellos ámbitos de suelo urbanizable que carecen de ordenación detallada porque el objeto del Mapa es, precisamente, mostrar las bolsas de suelo industrial disponible.